Reflexiones, Teoría y Cultura de Diseño

14 abril 2009

Meméticas del diseño

Desde que Richard Dawkins acuñó el concepto de memética, la palabra "meme" ha servido para barridos y fregados. No por pretender ser un purista creo que hay un abuso un poco ignorante en hacer circular las monedas verbales como medallitas de la suerte. Por ejemplo ¿qué busca aquel que dispersa sus gustos y predilecciones en los llamados "medios sociales" bajo el epiteto "meme"?
De seguro nada muy distinto a quien emprende procesos de branding y de construcción de identidad en el mundo de "brick and mortar" (cómo les gusta decir a los business consulting).
Por tanto es fácil entrever la desesperada necesidad de legitimación que abruma a las nuevas comunidades y consultores relacionados con la innovación (esa palabra tan conservadora), el diseño y la comunicación por aparecer en estos soportes enarbolando la "mix culture" o los "mashup trends".
Lo cual está muy bien en la medida que implica una toma de conciencia de que es necesario hacer circular el conocimiento, de que lo que aprendemos, reflexionamos y aplicamos muchos es mejor y más efectivo que la rumia silenciosa del académico de claustro.
Ahora mi reflexión, si es que tiene algún valor, pretende establecer un silencio respecto al uso superficial e instrumental de nuevos metalenguajes sin que estos hayan podido filtrarse a sus mayores beneficiarios.
Me ha inquietado siempre que por ejemplo, el "rol social del diseño" sea un tema tan importante en la reflexión académica del diseño y un tema tan risible para el negocio y el gremio de los diseñadores. Podría decirse que el "ro, social..." es un meme superado (por débil) por el meme imperante del mercado (el más apto).
Ya que los memes son virus ideológicos basados en creencias que se imponen bajo condiciones favorables para ellas. Es viable pensar que estos tiempo de cambio climático (cultural y económico) darán lugar a nuevas mutaciones en los conceptos que enumeré antes.
La orientación a los consumidores (usuarios, ciudadanos, clientes, grupos objetivos, como vuestros memes favoritos decidan llamarlos) va a adquirir formas diversas en el esquema de la sustentabilidad económica (innovación = ideas convertidas en dinero, como dice Iván Vera) y en el esquema del I+D (dinero convertido en ideas). Las ideas que mejor se adapten o mejor sobrevivan al meme imperante (capitalismo impulsado por el consumo) tendrán mejores posibilidades de conversar con el futuro.
He ahí una idea interesante: adaptarse o sobrevivir son parecidas pero implican estrategias diferentes. De lo que se sigue que creer ingenua y románticamente que el "bien siempre se impone" es asumir que se tiene claridad sobre lo que es mejor a otra cosa en un momento dado y que el que lo declara asume un meme específico que va a pelear a muerte con el virus mental imperante, va a aliarse a él, o va a encontrar su camino propio (su "Oceano Azul" como está en boga decir desde hace dos o tres años).
Una cosa es más o menos clara, hemos aprendido que el mundo se proyecta mirando hacia atrás por tanto el futuro siempre será incierto y guarda cartas bajo la manga... ¿quién podría asegurar que la situación endogámica y autorreferente del discurso teórico del diseño va a lograr conversar con el futuro, si el futuro no existe?
Opciones:
- Oponerse a muerte al meme dominante
- Transar con dicho meme
- Crear memes alternativos que infecten regiones ciegas al meme dominante hasta que las condiciones que lo facilitan decaigan y se impongan las nuevas condiciones...

¿pero no es este finalmente un problema político?

2 Comments:

  • Hola, estimado trate de leer su blog pero me fue bastante dificil. aun cuando regule mi monitor. Un poco de color lo le haria mal entre medio. para que el ojo no se canse tanto con el duotono.

    By Anonymous Anónimo, at 5:28 p.m.  

  • jajaja, Gracias amigo anónimo

    Hace tiempo lo puse en b/n pues creí que era una forma de "ahorrar" luminiscencia de los monitores que leyeran... pero veo que es un poco violento para el ojo.

    By Blogger Alvaro Magaña Tabilo, at 5:34 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home